La importante bajada de casos de covid en Catalunya permite al Govern seguir relajando las medidas

Los Departaments de Salut e Interior y el sector del ocio nocturno han acordado la reapertura de los bares musicales y de las discotecas a partir de este 21 de junio. Abrirán hasta las 3.30 de la mañana. Así, se cumplirá el deseo del sector de volver a abrir antes de la verbena de Sant Joan. Joaquim Boadas, recién acabada la reunión. Ha calificado el acuerdo de «histórico» para el sector del ocio nocturno, dado que llevaba cerrado más de un año(solo se permitió la apertura de un mes hace un año, entre mediados de junio y mediados de julio y con restricciones como la prohibición de usar la pista de baile). Los locales de zonas turísticas llevaban, algunos, 20 meses cerrados, según Boadas.

Este ha sido durante la pandemia el sector económico más perjudicado y que en las últimas semanas había insistido en acelerar la vuelta a la actividad para frenar las fiestas sin control y botellones que se producen desde que se suprimió el toque de queda.

Según se ha comunicado a las asociaciones del ocio nocturno, los clientes deberán llevar la mascarilla en la pista de baile, donde no hará falta mantener distancia de seguridad pero no se podrá consumir. Solo se podrá beber algo en las mesas, que en el interior podrán estar ocupadas por grupos de como máximo seis personas, y en el exterior podrán ser de hasta 10. En las discotecas o salas de fiesta, para más de 500 personas la pista de baile se deberá sectorizar para evitar aglomeraciones.

En Madrid, la semana del 21 de junio

También avanza la apertura del ocio en Madrid. La comunidad espera poder abrir el ocio nocturno progresivamente a partir de la semana del 21 de junio «si todo va bien», según ha adelantado este viernes en rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública y Plan-Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero.

Se ha destacado la importancia de la decisión para un sector que da trabajo directo o indirecto a cerca de 40.000 personas y que arrastraba pérdidas de 4.000 millones de euros.