CRÓNICA // Dreambeach se corona con récord de asistencia y da el salto a Portugal

7ª edición con récord de asistentes

Del 7 al 11 de agosto se celebró Dreambeach, el festival de música electrónica por excelencia del panorama nacional. Todo empezó el miércoles 7 de agosto con la fiesta de bienvenida que tuvo lugar en el camping y era gratuita para todo el público. En ella actuaron durante 16h una decena de artistas nacionales que dieron la bienvenida a todos los dreamers.

Al finalizar el festival, se dio a conocer la noticia de la nueva apuesta de Dreambeach: Portugal. Dreambeach pondrá un pie en el país luso con un showcase en el prestigioso festival The BPM el 12 de septiembre. A escasas semanas del acontecimiento ya está el cartel cerrado y en el aparecen artistas como: Gonçalo, Fatima Hajji, Paul Ritch, Marco Faraone, Raúl Pacheco y Anna Tur. 

Además de esta novedad, ya se sabía que habrá una segunda edición de Dreambeach Chile. Tras la aventura inaugural en la localidad turística de Viña del Mar, el festival se trasladará a Santiago de Chile a fin de aprovechar mejor la energía de la capital para congregar público.

A través de un anuncio en las pantallas, también se dieron a conocer las fechas de Dreambeach Villaricos 2020: la 8ª edición se celebrará del 5 al 9 de agosto del año que viene.

Open Air San Miguel 2019

Escenarios y Actuaciones

El jueves 8 de agosto se abrieron las puertas del recinto de conciertos con actuaciones muy esperadas como la del aclamado Armin van Buuren, Seth Troxler, W&W o Coone. Este recinto contaba con 3 escenarios Mainstage Brugal (de 10 pisos de altura y 800 aparatos de iluminación) en el que actuarían los DJ más comerciales y el mejor hardstyle , Dream Tent (el conocido como “carpazo” del techno inspirada en la catedral de Notre Dam) y Open air san miguel (con su ritmos disciple) .

Además, en el recinto de acampada durante el día estaban en activo 2 escenarios: Swim and dance stage, situado en la piscina del camping y U’rock urban stage, situado en la entrada y en el cual actuaron artistas como Fusa Nocta o Bad Gyal.

Todo seguía el viernes 9, que a los dos escenarios ya abiertos el jueves: Mainstage Brugal y Dream Tent, se les unía el Open air san miguel. En ellos actuaron artistas como Steve Aoki, Don Diablo, Paul Kalkbrenner o Adam Beyer.

Dreambeach 2019 desde la noria
Dreambeach 2019 desde la noria

El recinto de conciertos cerraba sus puertas el sábado 10 con artistas de renombre como Steve Angello, DJ Nano, Fisher, Stephan Bodzin y Marco Carola. El cierre del festival corrió a cargo de Warface y sus estridentes sonidos Hardcore en el escenario principal, y también del dúo formado por Joris Voorn y Kölsch en la Dreams Tent.

Dreambeach este año, a más de sus actuaciones esperadas, contaba con la aparición de Anuel AA en un concierto exclusivo de su gira al que acudieron cerca de 20.000 personas, al cual se debía acceder con una entrada adicional a la del festival.

El concierto empezó más de una hora tarde, lo que hizo que las actuaciones del festival fueran con retraso, pero, durante la espera de Anuel AA estuvo en la cabina Jose Am, DJ encargado de pinchar a las 21.00h, lo cual hizo que el retraso no provocara cambios en el horario de los artistas.

Actuación Anuel AA Dreambeach 2019

Entrada al recinto y colas

Primero de todo al llegar al recinto debías cambiar tu entrada por tu pulsera correspondiente. En este trámite hubo grandes colas y horas de espera, a diferencia del año pasado.

Para entrar a la zona de acampada, si tenías acampada general o VIP, la cola era bastante escasa. En la  zona Glamping la cola también era escasa, aunque había poco personal para atender a todos los dreamers y poco a poco se formaba una gran cola.

A diferencia del año pasado, nosotros nos quedamos en el Glamping con la tienda Easy Deluxe. Además de las comodidades de las ”easy” normales, incluye un colchón, el cual era de escasa calidad y había que estar constantemente hinchando, artículos como linterna, candado y tapones para los oídos.

El desayuno, incluido en la Easy Deluxe, era abundante, no había gran variedad, pero es de entender ya que no pueden tirar comida y era de 9.00 a 12.00h. Pese al inconveniente del colchón, habían manchas automáticas para poder hincarlos cuando te hiciera falta.

La entrada al recinto del festival era muy amplia y con mucho personal, lo que hacia que no fuera tan larga y pesada. Los asistentes VIP tenían una cola aparte y un poco separada de la entrada principal, eso hizo que todo fuera más fluido.

Para el concierto de Anuel AA, la entrada fue algo caótica por la cantidad de asistentes que intentaban llegar a tiempo al concierto, y en ella se colaron multitud de asistentes sin entrada.

Dream Tent 2019

Compra de fichas

En Dreambeach, a diferencia de muchos festivales, no hay que recargar la pulsera. Comprar bebida o comida era mucho más fácil, al lado de las barras había personal que te cambiaban euros por fichas, las cuales usabas luego para comprar. Esto hacía que no hubieran grandes colas para recargar tu pulsera. En el camping este año, no hacían falta fichas, podías pagar con dinero en efectivo.

Camping

La zona de acampada era muy amplia y estaba a unos 15 minutos andando del festival. Podías ir por la carretera, camino no muy recomendable ya que no había acera y pasaban coches continuamente, o también por la playa, lo que dificultaba el camino por la arena.

Era un gran espacio lleno de árboles, lo cual iba muy bien ya que nadie se quedaba sin sombra para poder pasar mejor las altas temperaturas. Contaba con varios puntos con baños (los cuales se iban limpiando durante el día pero no era suficiente) y eso hacía que casi nunca hubiera mucha cola.

También había dos zonas de duchas amplias, con dos puntos de agua. El agua de las duchas era escasa y fría durante todo el día, eso causaba que casi toda la gente acudiera a ellas en las horas de más calor para no pasar tanto frío.

Piscina Camping Dreambeach 2019

En la zona de acampada también había una zona de bar la cual era una gran carpa con mesas de picnic y una barra donde podías conseguir comida y bebida a mejor precio que en el festival.

No había zona de carga de baterías, en cambio había un servicio de alquiler de baterías portátiles.

La novedad de este año del Glamping eran las habitaciones capsula, en la cuales tenias enchufes, cama y aire acondicionado. Además estaba insonorizada, lo que hacia que pudieras dormir todo lo que quisieras sin tener que escuchar la música del camping.

Opinión personal

La zona de acampada esta a unos 10 minutos andando de donde dejaban los autobuses, al ser una zona de arena era dificultoso llevar todo el equipaje.

Otro inconveniente es que los supermercados más cercanos estaban a 30 minutos andando. Muchos dreamers del camping comen allí, lo que hace que si no tienes coche, el camino de vuelta cargado de bolsas en pleno sol hasta el campamento, es muy pesado.

La suerte fue que muchos compañeros de camping con coche te llevaban, si no debías comer de la comida que vendieran en la zona de bar. Pero habían buses cada hora que te llevaban a los comercios y playas más cercanas por 2€ cada viaje.

La organización de casi todos los festivales suele ser bastante criticada por sus malas actuaciones. En Dreambeach la organización es bastante excelente.

Este año compramos la barra libre, con la cual hubo numerosos problemas. Primeramente, no conseguían aplicar el código de compra a la pulsera de prensa, lo cual a las 3h de espera y de contactar con distintas personas en los puntos de información, nos dieron la solución de ponernos otra pulsera adicional.

Una vez dentro del recinto, a un centenar de personas, las cuales habían pagado la barra libre, les daba error al entrar. Al cabo de casi 2h de espera, se soluciono.

Para salir del recinto, tanto festival como acampada, todo era bastante ordenadosin grandes aglomeraciones. Es cierto que dependiendo de la hora y los artistas que actuaran, se juntaba más o menos gente, pero nada fuera de lo normal en un gran festival.

Me gustaría felicitar a la organización de este festival por su gran labor.

¡Nos vemos el año que viene!