CRÓNICA // The Secret of Wonderland, edición para el recuerdo de Medusa Festival

Medusa Festival sorprende un año más con The Secret of Wonderland

La semana pasada vivimos la nueva edición de Medusa, The Secret of Wonderland. Una nueva aventura musical que se apoderó de la ciudad valenciana de Cullera del 5 al 11 de agosto y que contó con 320000 asistentes repartidos entre los distintos días de duración del evento. Un año más, Medusa Festival ha logrado sumergir a todos los asistentes en una experiencia inolvidable, con un cartel repleto de los mejores artistas a nivel nacional e internacional y unas instalaciones a la altura de la ocasión.

Organización:

Este año el recinto del festival estaba ambientando en Alicia en el País de las Maravillas, presentando un aspecto mágico, con un escenario principal que hacía que la experiencia fuera aún más especial. Se notaba una clara mejora respecto a ediciones pasadas, con un sonido y unas instalaciones mucho más trabajadas. Una mínima pega es que el sonido del escenario underground se solapaba en ocasiones con el escenario principal, pero de manera prácticamente inapreciable.

Queen´s Castle Medusa
Queen´s Castle Medusa

Esta edición, el festival contó con cuatro escenarios: el escenario principal o The Queen´s Castle, el escenario Beach Club, el escenario underground llamado Resonance y el escenario Rainbow, formado por contenedores metálicos.

Por desgracia, la alerta por altas temperaturas nos dejó sin fuegos artificiales, uno de los elementos más característicos del evento que no dejan indiferente a nadie.

Por otro lado, este año se pudo apreciar nuevamente un fallo que se repite en todas las ediciones, la poca información que ofrece la organización a los asistentes en cuanto a cancelaciones o cambios en el programa de artistas.

Beach Club Medusa
Beach Club Medusa

 

Desarrollo del festival:

Medusa comenzó a calentar con las preparties del miércoles y jueves. El primer día, pasaron por el escenario del Beach Club artistas como Nicky Romero, Deborah de Luca o, el artista nacional de moda, Garabatto. Todo ello en un espacio completamente remodelado, que contaba con un equipo de sonido claramente mejorado respecto a ediciones pasadas. Una jornada inaugural que prometía un fin de semana emocionante.

Nicky Romero Medusa
Nicky Romero Medusa

El segundo día de preparty, dos de los djs más esperados, Gianluca Vacchi y Space Elephants, no aparecieron por el escenario. Por parte de la organización la información fue inexistente, dejando a todos los asistentes sin respuesta en cuanto a la cancelación de ambos artistas. Al menos, el grupo español informó de que no asistiría, mientras que a día de hoy todavía desconocemos lo sucedido con Vacchi. El tono positivo lo pusieron SuperPig, un grupo que siempre es acogido con enorme cariño por parte de los asistentes al festival gracias a sus increíbles actuaciones, y el sorprendente set de Hektor Mass.

El viernes, pasaron por el escenario principal artistas como Afrojack, Quintino o Headhunterz. Mientras, a escasos metros, el mejor techno se apoderaba del escenario Resonance con los sonidos de Oscar Mulero o Ben Sims, hasta el  espectacular cierre de Amelie Lens. Por su parte, los sonidos más rudos animaban la jornada en el escenario Rainbow, gracias a las actuaciones de hard con Noise Controllers o Bass Modulators. En el Beach Club, cantantes como Rels B o C Tangana dejaban paso a lo largo de la noche al sello Barong Family.

Afrojack Medusa
Afrojack Medusa

El segundo día, artistas como Timmy Trumpet, Vini Vici, Salvatore Ganacci o, el integrante de Swedish House Mafia, Sebastian Ingrosso pasaron por el Queen’s Castle antes del cierre de Sub Zero Project. Por su parte, Jamie Jones, Nic Fanciulli o Joseph Captiati traían el mejor sonido underground. En el Beach Club, se repetía el proceso del día anterior, donde cantantes como Beret dejaban paso a djs del nivel de Carey James, Thomas Gold o Deniz Koyu.

Timmy Trumpet Medusa
Timmy Trumpet Medusa

El último día, Mattn y Dimitri Vegas y Like Mike calentaban la jornada final. Por delante, les sucedieron artistas como Lost Frequencies o Cat Dealers. El cierre del festival estuvo al cargo del label de Paco Osuna MindShake en el escenario Resonance, en el que contaron con djs como Richie Hawtin o Marco Faraone, terminando la jornada el propio Paco con un set de tres horas que dejó los asistentes sin palabras. Mientras, el Beach Club veía como los sonidos de Angerfirst o MadDog se apoderaban de su escenario, con unos seguidores tremendamente fieles que les acompañaron durante sus increíbles sesiones.

Resonance Medusa
Resonance Medusa