Ni la lluvia pudo con un UNITE With Tomorrowland que crece a pasos agigantados

Tercera edición pasada por agua

No se lo han puesto fácil a Blanco y Negro en la corta vida del festival: el primer año su escenario sufrió un incendio inesperado provocado por el calentamiento de uno de los focos y este año les ha caído encima una lluvia torrencial que obligó a cancelar otros eventos en la misma ciudad, excepto UNITE With Tomorrowland.

Esto habla muy bien de Blanco y Negro y su capacidad de actuar en situaciones no previsibles, como cuando desalojaron a más de 15.000 personas durante el incendio sin problema alguno o cuando consiguieron celebrar un festival tras una tormenta.

La lluvia obligó a cancelar parte de las actuaciones y el festival abrió más tarde. Sobre las 16.30-17 cuando estaba previsto para las 13.30. Marnik, Double Pleasure y Abel Ramos >< Albert Neve fueron los encargados de hacer bailar a los primeros en llegar, que ya llevaban rato esperando en la cola.

El escenario ya estaba casi al completo cuando Lost Frequencies comenzó los primeros compases. ‘Crazy’, ‘Like I Love You’ e incluso algunas ID’s hicieron bailar a los asistentes bajo el cálido sol que apareció tras la lluvia.

Lost Frequencies @ UNITE | Sergi Casado
Lost Frequencies @ UNITE | Sergi Casado

Tras Lost Fequencies fue el turno de YVES V, residente de Tomorrowland. Era el momento perfecto para sus increíbles mashups y remixes de temas tan icónicos como el ‘One’ de Swedish House Mafia o el ‘One more time’ de Daft Punk.

Y como si de fin de año se tratara, una cuenta atrás cantada por todos los asistentes y el propio YVES V dio paso a la conexión en streaming con el Main Stage de Tomorrowland Bélgica.

Tras unos minutos de incertidumbre con cortes en la señal provocados por la tormenta eléctrica que se avecinaba sobre UNITE, Vini Vici nos regalaron una sesión ‘NON STOP‘ de Psy Trance. ‘Free Tibet’, ‘Chakra’ o su nuevo ‘Untz Untz’ hicieron enloquecer al publico.

Tras ellos, David Guetta. Como es habitual, y ya pasó en BBF, una sesión llena de numerosos temas icónicos como el ‘Sexy Bitch’ o ‘Titanium‘. Su sesión comenzó con su nuevo tema junto con Morten: ‘Never Be Alone’.

Dimitri Vegas & Like Mike fueron los encargados de cerrar la conexión satelital. ‘Crowd Control’, ‘Untz Untz’ o ‘Tsunami’ llevaron a la locura a las más de 15.000 personas que estaban mirando la pantalla.

Dimitri Vegas & Like Mike@ UNITE | Sergi Casado
Dimitri Vegas & Like Mike@ UNITE | Sergi Casado

Tras el cierre de la conexión por satélite, tomaron los mandos del stage los headliners de la noche. NERVO fueron las primeras en hacerlo. Como siempre, una sesión impredecible. Pasando de los sonidos más clásicos del Big Room al House, pasando por el Hard y el Psy Trance.

Debido al temporal y problemas logísticos con Salvatore Gannacci, NERVO tuvieron que alargar su sesión una media hora más, dejando así solo 30 minutos para la actuación de Ganacci. El poco tiempo de sesión de Salvatore no nos dejó sin sus locuras sobre el escenario y supo aprovechar el poco tiempo que tenia.

Finalmente, QUINTINO cerraba el festival. Tenía una tarea difícil, pues su predecesor fue Steve Angello con un increíble cierre lleno de pirotecnia y juegos de luces. Sin pirotecnia, pero con unas increíbles mezclas, QUINTINO hizo bailar a los asistentes que se quedaron hasta altas horas de la noche para disfrutar del cierre.

Blanco y Negro aprobó con un excelente la organización de su tercer UNITE With Tomorrowland. Pese a la lluvia, se supo reponer e hizo disfrutar de una gran festival a las 15.000 personas que allí se concentraban.

UNITE 2019
UNITE 2019

Nos sorprendió los bajos precios a los que se encontraban tanto consumiciones como Food Trucks. El agua costaba 1 token, una cerveza 3 y un combinado 4. Tras las quejas de muchos asistentes en otros festivales, Blanco y Negro ha conseguido alcanzar precios récord para cosas tan básicas como el agua, aunque el siguiente paso es poner fuentes de agua potable repartidas por el festival, como ya hace A Summer Story y la mitad de festivales por el mundo.

El recinto estaba repleto de lavabos y barras para pedir y recargar tokens, por lo que el máximo de cola que podías llegar a hacer era de 5 minutos (dependiendo del momento de la noche).

En definitiva, Blanco y Negro sabe como hacer festivales y Tomorrowland lo sabe, así que esperemos que UNITE inunde (de gente) de nuevo la ciudad Condal durante los próximos años.